Home

Apreciados lectores,

La Organoponia es una antigua técnica de agricultura orgánica, que deriva de la hidroponía, conocida también, como semi hidroponía o geoponia, y está focalizada para el cultivo de huertos con una tierra o sustrato poco fértil, para huertos urbanos o con poco espacio. El método consiste en colocar sustratos sólidos, hojarascas, cubetas, llantas, desechos de alimentos, orines, que hacen de soporte estructural de las plantas y el agregado de fertilizantes líquidos orgánicos, que proporcionan los requerimientos nutricionales necesarios para el desarrollo de las plantas. Se practica con mucho éxito en diferentes regiones del mundo, y junto con la obtención de humus de lombríz, los resultados pueden ser espectaculares.

La Organoponia se puede practicar en todos los niveles, pudiéndose establecer a nivel casero en jardines, solares, azoteas y cualquier otro lugar de la casa donde exista un pequeño espacio adecuado que se pueda utilizar, hasta espacios más amplios, como por ejemplo una parcela o una finca.

De igual forma con este método se pueden cultivar diferentes plantas hortícolas, plantas medicinales y algunas especies frutícolas, así como también plantas ornamentales.

 A diferencia de la hidroponía esta técnica es menos agresiva, lo que significa que puede ser más lenta la obtención de los productos. Sin embargo, es factible desarrollarla en explotaciones a pequeña escala de bajo costo y sin la dependencia de costosos agroquímicos de difícil adquisición.

El módulo organopónico, es la unidad funcional del huerto en sí misma.

  • Las plantas tienen como sostén principal un “tubo”, y como “sustrato de suelo” hajarasca, materia orgánica, humus etc.
  • Las raíces se desarrollan en la capa de “sustrato de suelo”, en proceso de descomposición
  • El sustrato funciona como una esponja, donde las raíces absorben del medio acuoso los nutrientes, el microecosistema formado en descomposición, bacterias, protozoarios, hongos, se alimenta tambien del contenido en fermentos líquidos orgánicos (FLO) y del sustrato,
  • Ambos, la planta y el micro-ecosistema, compiten por los nutrientes contenidos en el FLO, sin embargo este no es un problema ya que con cantidades sustanciales de FLO (diluido) es posible mantener a ambos huéspedes en nuestro módulo y obtener todos sus beneficios.
  • El FLO contiene microorganismos benéficos y promueve su desarrollo siendo éstos los que se encargan de descomponer la hojarasca, convirtiéndola en humus de hoja ó tierra negra.

Para comenzar

La construcción de un módulo Organoponico, como el que proponemos en la gráfica es muy fácil de realizar, ya que se puede utilizar materiales sencillos como madera (para la estructura base o bastidor), argollas metálicas o de madera para sujetar los tubos, que serán de PVC (de los de fontanería) y realizados artesanalmente con botellas de las de agua, empalmadas unas con otras, es decir, la imaginación de las personas que realicen el módulo, es el límites de los miles de insumos que nuestras sociedades de consumo tiran diariamente a la basura.

La estructura base o bastidor, se puede realizar con madera o con metal, adaptadas a las posibilidades de cada uno. En la parte inferior, puede medir 1m de ancho y en la superior 10 cm., formando una “A” (evidentemente se puede adaptar a las necesidades de cada proyecto). Dependiendo de la longitud del módulo que se desee construir, se colocarán tantas estructuras como sea necesario, manteniendo entre una y otra, una distancia de separación de 1,20 mts. para evitar que los tubos plásticos (PVC) u otros tipos de tubos, se doblen por el peso.

Se utilizarán tubos plásticos (PVC) u otros, de 10-15 cm de diámetro, para colocar en su interior, el sustrato (tierra, humus, hojarasca, materia orgánica) y las plantas a cultivar. Un extremo de la tubería se tapona. En el extremo opuesto, se abren agujeros pequeños para el drenaje, el módulo debe tener una pequeña inclinación de un 4% que permita, que el fertilizante líquido circule lentamente. Se debe evitar que el líquido, arrastre el sustrato depositado en los tubos. En la tubería, se abrirán dos tipos de agujeros: uno grande (3-5 cm) para añadir el sustrato -se hace con la ayuda de un embudo o botella- y la planta. El otro agujero (0,5-1 cm) servirá de aireación. La separación entre los agujeros grandes será de unos 25 cm.

Los tubos de plásticos deben colocarse horizontalmente y separados cada 25-30 cm., partiendo a una altura de unos 10 cm desde el suelo, hasta alcanzar una altura no superior a los 2 m. Ello garantizará una iluminación adecuada para todas las plantas y fácil acceso para el manejo de las mismas.

Para añadir

Para calcular la cantidad de sustrato que debemos albergar en los tubos, que ya hemos indicado que se compone de hojarasca, tierra, arena, materia orgánica, humus etc., se pueden contar el número de orificios que tiene cada tubo, que dependerán del largo y,  se multiplica por 1,5 Kg. de sustrato, cantidad recomendada y será donde se colocarán las plantas. Estas composiciones de sustrato es capaz de suministrar suficientes nutrientes para diez cosechas consecutivas de los cultivos realizados.

Para seguir añadiendo

Los tubos están conectados entre sí y reciben el agua por gravedad desde un tanque colocado por encima del módulo (el tanque contiene los fertilizantes líquidos orgánicos, como la urea de los orines, diluidos en agua), de donde parte una manguera de 1 pulgada (2,5 cm) a la que se le colocará una llave de paso. A esta manguera principal se le abrirían agujeros de 1/8 de pulgada (mecha, taladro o clavo caliente) desde donde se insertarán mangueras de 1/8 de pulgada que llevan en la punta reguladores de líquido conocidos como “veneclips” (los veneclips permiten regular el paso del agua gota a gota. Se consiguen en farmacias o ferreterías y se utilizan normalmente para suministrar sueros). La manguera que sale del veneclip se introducirá en el orificio de aireación del tubo PVC. Para hacer la conexión de las mangueras se medirá la distancia del módulo hasta el tanque, luego la manguera se puede sujetar con alambre en el módulo, para que no se mueva.

De manera simultánea y en el mismo contenedor, se nutre a las plantas y también a los microorganismos encargados de desintegrar la hojarasca en base a la aplicación de fertilizantes o fermentos líquidos orgánicos (FLO), como pudieran ser procedentes de la urea de los orines.

Para mantener

El mantenimiento es muy sencillo, la planificación inicial adecuada, la gravedad y la propia naturaleza, hacen todo lo demás, a nosotros lo único que nos queda es “leer” un agradable libro y esperar al desarrollo floral para degustar los frutos.

Para cosechar

Si bien se pueden hacer semilleros de los cultivos recomendados, la ventaja de la organoponia, con respecto a la hidroponía es que se pueden colocar las semillas directamente sobre los orificios, o se pueden colocar diferentes tipos de plantas en un mismo módulo, cosa que no se puede hacer en sistemas hidropónicos.

Entre los cultivos recomendados para iniciar una experiencia organo-pónica están la lechuga, el repollo, la fresa, coliflor, tomates, pimientos y todos aquellos que nos apetezca. Vale la pena resaltar que este método permite una densidad de plantas por m2, hasta tres veces mayor que un huerto tradicional.

Para disfrutar

El módulo organoponico:

  • Permite instalar huertos orgánicos en espacios reducidos ubicados en entornos urbanos, como azoteas, patios, traspatios etc.
  • No utiliza agroquímicos externos al ambiente urbano para obtener huertos productivos.
  • Permite el re-uso de desechos orgánicos e inorgánicos, por lo que es una alternativa para el saneamiento urbano a nivel familiar y comunitario.
  • Representa una alternativa de bajo costo para naturación y protección de edificios.
  • Permite tener al alcance de la familia urbana hortalizas libres de agroquímicos o patógenos peligrosos y a su vez puede proporcionar una valiosa fuente orgánica de nutrientes indispensables para un buen funcionamiento del cuerpo, mantener un buen estado de salud y prevenir enfermedades.
  • Reintegra en la dieta familiar los nutrientes que actualmente se consiguen solo a través de las grandes farmacéuticas (antes eran gratis, todo era fresco).
  • Promueve la salud a través del consumo de hortalizas frescas.
  • Facilita la seguridad alimentaria y nutrimental.
  • Y es una herramienta muy útil en la educación agroecológica, ambiental, el auto-desarrollo y el saneamiento ecológico comunitario para adultos de todas las edades, y en especial para niños a edades tempranas.

Saludos. info@kekuleproyects.com

Anuncios

Un pensamiento en “Organoponia, del "vientre" a la Tierra

  1. Pingback: Hidroponia, el agua de la "vida" |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s