Home

Huertas urbanas: Magia verde y autosustentable

Apreciados lectores,

Adjuntamos un artículo aparecido en la revista Somos, desde Chile donde se ofrecen las bondades de los Huertos Urbanos. Tomemos ejemplo, para cuando Huertos Urbanos de carácter público en Aranjuez !!!.

Saludos. info@kekuleproyects.com

No hace falta tener un título de ingeniero agrónomo para poder vivir la experiencia de convertir esos pequeños espacios urbanos -como terrazas y balcones- en auténticas mini huertas. Sólo hace falta voluntad, constancia e imaginación.

 Por Eva Débia

De manera exponencial, en los últimos años es cada vez más común observar en las grandes ciudades del mundo el retorno a la necesidad de cultivar hortalizas y hierbas aromáticas en los pocos espacios cedidos por el cemento.

Este nuevo movimiento global implica la experiencia gratificante de aprender a abastecernos y ser autosuficientes, sumando a ello la posibilidad de tomar conciencia del desastre ecológico que producen los agroquímicos, y ayudando de forma práctica a reducir los gases del efecto invernadero que tanto daño le causan al planeta Tierra.

En pocos metros, puede crearse un bello y abundante huerto urbano. (Fotografía: Gentileza www.hortaliza.cl)

El origen

El interés del ser humano por utilizar los vegetales para su consumo es tan antiguo como la humanidad misma; desde el temprano neolítico (7 mil a. de C.), las comunidades sembraban semillas alrededor de las cuevas donde vivían, optimizando sus recursos, ya que de esta forma podían guardar el sobrante de la cosecha para tiempos de escasez.

Con el avance de las civilizaciones, la práctica de los huertos familiares se mantuvo en los jardines de las casas urbanas de las afueras de las grandes urbes. En el siglo XIX, estos espacios de cultivo eran conocidos en Washington como the kitchen garden (el jardín de la cocina), y en plena Segunda Guerra Mundial, el 40% de los vegetales consumidos en Estados Unidos eran producto de los huertos urbanos.

El rápido y exponencial crecimiento en el uso de químicos agroindustriales luego de las grandes guerras del siglo XX llevó a la reducción dramática de la biodiversidad en las grandes extensiones de cultivo rural en todo el mundo, destruyendo billones de toneladas de suelo que anteriormente mantenían paisajes fértiles.

La permacultura pretende integrar armónicamente la vivienda y el paisaje, ahorrando materiales y produciendo menos desechos.

Como reacción a esto, a mediados de los ’70 los ecologistas australianos Bill Mollison y David Holmgren buscaron la forma de crear sistemas agrícolas estables, postulando de este modo la corriente metodológica llamada “permacultura”, como herramienta práctica para construir ambientes sostenibles.
Hoy por hoy, esta tendencia ha retomado su protagonismo, transformándose en una real alternativa a las compras del supermercado. En Nueva York, Londres, Madrid, Ciudad de México, Buenos Aires y crecientemente en Santiago de Chile, los huertos urbanos se han convertido de nuevo en una opción adoptada por cada vez más personas.

En terrazas y balcones de altura, el viento es mayor, por lo que hay que poner a resguardo las plantas. (Fotografía: Gentileza www.hortaliza.cl)

El concepto

La palabra permacultura combina tres conceptos: agricultura, cultura y permanente. Pretende integrar armónicamente la vivienda y el paisaje, ahorrando materiales y produciendo menos desechos.

Esta tendencia busca la planificación, el desarrollo, el mantenimiento, la organización y la preservación de ambientes aptos para sostener la vida en el futuro, pasando esencialmente por la producción de alimentos y sumando factores como el abastecimiento de energía y el diseño del paisaje. La motivación ética de esta práctica busca el cuidado de la tierra y de las personas por sobre cualquier otro interés.

Un huerto urbano permite generar un marco en el cual la familia y los amigos pueden aprender a observar y posteriormente disfrutar de los procesos naturales como la siembra, el crecimiento, la floración y la cosecha.Acorde a lo anterior, un ambiente diseñado en base a los principios de la permacultura combina la vida de los seres humanos con la de los animales y las plantas de un modo respetuoso y armónico, para proveer las necesidades de todos de una forma equilibrada.

Mollison dio clases en más de 80 países, y a mediados de los ’80 el concepto avanzó desarrollando proyectos, asociaciones e institutos en un centenar de países. Hoy la idea se ha expandido vertiginosamente por el planeta: Zimbabwe tiene 60 escuelas diseñadas utilizando la permacultura; la técnica se ha utilizado de manera exitosa en los campos de Sudáfrica; en Perú ha disminuido la dependencia de las subvenciones estatales en sectores rurales girando su criterio hacia la autovalencia, y así, un largo etcétera.

Los huertos urbanos son una realidad en Japón, Estados Unidos, Canadá, Australia y cualquier país europeo, donde el cultivo de verduras y hortalizas en azoteas y jardines se acopla perfectamente a la vida de barrio.

Barcelona y Madrid, en España, lideran esta tendencia, donde distintas empresas han desarrollado el servicio de pequeñas estructuras para terrazas y balcones, patios y azoteas urbanas con la finalidad de cultivar hortalizas, hierbas aromáticas o especias.

Realidad en Chile

Ventajas colaterales La existencia de un huerto en nuestro ambiente inmediato favorece ámbitos no tradicionales de la salud. Por ejemplo:

  • Facilita la renovación del aire, gracias a la fotosíntesis.
  • Las plantas aumentan los niveles de humedad en el aire, lo que resulta sumamente útil para mantener en condiciones adecuadas las vías respiratorias y el cuidado de la piel.
  • El mundo vegetal se encarga de disminuir hasta en un 20% los agentes contaminantes como el smog y el polvo dentro del ambiente en que se encuentran.
  •  Sirven de biombo acústico, amortiguando la contaminación acústica de los lugares donde se sitúan.

En Santiago, esta tendencia se desarrolló originalmente de la mano con el consumo de los productos orgánicos, pero el concepto se amplió y diversificó: a las ferias ecológicas, se han sumado una serie de alternativas para ayudar a materializar este cambio de conciencia.

Actualmente, existen empresas que asesoran a quienes busquen sumarse a esta tendencia, e incluso van a domicilio para habilitar huertas urbanas en los espacios ya existentes a través de macetas y jardineras. Es el caso de Hortaliza.cl, que mezcla el diseño independiente y el arte con la elaboración de huertas urbanas.

Andrés Muñoz Covarrubias, director ejecutivo del proyecto, nos explica que “buscamos incorporar a lo gris de Santiago lo mejor de lo rural y de lo urbano, pues esperamos que las personas aprendan a cultivar sus propias hortalizas.” La propuesta estética implica macetas de greda pintadas a mano, con diseños únicos e independientes.

“Cada vez más gente está interesada en tener como elemento decorativo una planta que, además, es funcional y nos permite tener una mejor calidad de vida”, señala Andrés. Diseñador gráfico de profesión, el empresario comenta que el servicio ofrecido incluye la visita a domicilio, donde “evaluamos tu espacio y hacemos una propuesta estética con tu tendencia y estilo, para que tengas un huerto urbano a tu medida”.

Los productos pueden ser personalizados o bien elegidos en un catálogo, disponible en la página web de la empresa (www.hortaliza.cl), y en facebook. Posee una variedad considerable de hortalizas y hierbas aromáticas, que van desde el llantén y el ciboulette hasta diversos tipos de ajíes, lechugas y acelgas.

Beneficios

Tener un huerto urbano permite generar un marco en el cual la familia y los amigos pueden aprender a observar y posteriormente disfrutar de los procesos naturales como la siembra, el crecimiento, la floración y la cosecha.

Socialmente, la creación y mantención de una huerta fortalece el trabajo en equipo, además de promover hábitos nutricionales saludables, reduciendo de paso la huella de impacto ambiental que la agricultura con químicos produce.

Para los niños en particular, es beneficioso pues los ayuda a adquirir una conciencia medio ambiental; en paralelo, son ellos mismos quienes se encargan posteriormente de formar una red de sensibilización entre padres, vecinos y amigos.

A cambio de algunas horas de sol, riego, abono, y un cuidado regular, la mantención de huertos en las casas ofrece un excelente pasatiempo, ya que mejora el ánimo y la sensación de bienestar, reduciendo el estrés, aumentando el nivel de concentración, y atenuando los sentimientos negativos como el miedo o el enojo.

Cambio de conciencia

La inmediatez del mundo contemporáneo nos ha heredado la costumbre de poder comprar cualquier vegetal en casi cualquier época del año. Da lo mismo si es o no temporada o de dónde proviene.

Este criterio de consumo ha derivado en la necesidad comercial de producir artificialmente los productos que el mercado demanda, lo que implica desatender las necesidades de la propia naturaleza respecto de sus tiempos.

La producción de huertas urbanas en jardines, balcones y terrazas nos trae de vuelta el ciclo de la vida y la alimentación, acercándonos a los procesos naturales y brindándonos hábitos alimentarios más saludables.

Manos a la obra

Con la brújula en la mano  

Es necesario ser realistas respecto de nuestro espacio y condiciones de luz, y en función de esto, decidir qué hortalizas se dispondrán en cada circunstancia. Andrés Muñoz Covarrubias nos explica que en Santiago, de acuerdo a la orientación de cada departamento, el entorno general es el siguiente:

NORTE: estos departamentos poseen mayor cantidad de luz solar, motivo por el cual la mayoría de las hortalizas se dan con facilidad.

SUR: los espacios con orientación sur poseen menos iluminación directa, factor que puede paliarse aunque solo parcialmente con iluminación artificial o bien pintando las paredes en colores claros, lo que multiplica, con su reflejo, la luz adyacente.

ORIENTE: El sol sale precisamente por este punto cardinal, así que las plantas recibirán un buen nivel de luz en las mañanas, en especial en verano.

PONIENTE: los departamentos con orientación poniente poseen una mayor luminosidad y calor por las tardes.

En primera instancia, debemos buscar el espacio físico donde armaremos el huerto. Contrario al paradigma común, no es imprescindible tener grandes extensiones de terreno para poder gozar de todos los beneficios de una huerta urbana. Gracias a las macetas y jardineras, es posible realizar nuestro huerto en terrazas pequeñas, interiores y balcones. Es más: con algo de imaginación, los espacios libres de nuestro living o comedor, o los bordes cercanos de las ventanas, pueden quedar perfectamente adornados con plantas de pimientos y tomateras cherry.

Es importante definir el lugar en función a la cantidad de luz solar que reciben las plantas, pues los vegetales necesitan contacto directo con el sol diariamente. Todos los vegetales necesitan la luz del sol para crecer, y las hortalizas no son la excepción. Así que en términos generales, cuanta más luz tengamos, mejor.

Otro factor a considerar es la necesidad de riego para los vegetales que elijamos; si no regamos suficiente, nuestras hortalizas no se desarrollarán adecuadamente, crecerán poco, no darán frutos o florarán antes de tiempo. Si, en cambio, nos excedemos en el agua, tendremos problemas de hongos, parásitos y podredumbre.

Hay hortalizas más sensibles y que necesitan una mayor hidratación, como los tomates, las lechugas y las albahacas; y otras que necesitan menos riego, como los cebollines y las acelgas.

Siguiendo estos simples consejos, ya estás en condiciones para armar tu propia huerta urbana. Una vez que empiezas, de seguro no podrás parar: vivirás con mayor conciencia el contacto con la naturaleza. ¡A disfrutar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s